Ejercicios y enfermedad cardiaca

Descripcion: 

Aún cuando padezca un problema al corazón, el realizar alguna actividad física controlada representa una buena opción para adoptar como estilo de vida, ya que entre alguno de los beneficios[1]:

 
  • Fortalece tu corazón
  • Puede mejorar los síntomas de la Insuficiencia Cardíaca Congestiva
  • Disminuye la presión arterial
  • Ayuda a controlar el peso
  • Ayuda a controlar el estrés
  • Refuerza el estado de ánimo y la autoestima
  • Mejora el ciclo de sueño

Existen, de manera general, 2 tipos de ejercicios, el cardiovascular o aeróbico y el entrenamiento de fuerza. El primero, es el tipo que beneficia más a su corazón, e incluye algunas actividades simples como caminar, trotar, saltar la cuerda, andar en bicicleta, hasta esquiar, patinar, practicar remo, entre otras.

El ejercicio de tipo aeróbico fortalece el corazón y los pulmones; con el tiempo  puede ayudar a mejorar su presión arterial y respiración, entrando en un círculo virtuoso donde su corazón no tendrá que trabajar tan duro durante el ejercicio.

Consulte con su cardiólogo acerca de los beneficios de la actividad física, y juntos diseñen una estrategia de ejercicios que complementen su tratamiento.

[1] WebMD. Heart Disease and Exercise. Revisado en línea en http://www.webmd.com/heart-disease/guide/exercise-healthy-heart

CHI1712317165