Trastorno Obsesivo compulsivo

Patologías más comunes

Definicion: 

Es un trastorno asociado con la ansiedad en el cual las personas tienen pensamientos, sentimientos, ideas y sensaciones (obsesiones) o comportamientos repetitivos e indeseables que los llevan a desarrollar ciertas actividades (compulsiones).

Es frecuente que la persona se comporte de una cierta forma para librarse de los pensamientos obsesivos, aunque esto solo consigue un alivio temporal. Si el afectado no realiza los rituales obsesivos, puede generarle una gran ansiedad y sufrimiento. ¹

Por ejemplo, si una persona desarrolla una obsesión con respecto a los intrusos que pueden ingresar a su casa, pueden trancar una y otra vez la puerta de su hogar antes de acostarse.

Estos rituales repetitivos trastornan su vida diaria, a diferencia de lo que ocurre en las personas sanas que, si bien también pueden desarrollar algún tipo de ritual, éste no los condiciona en su comportamiento habitual. Por ejemplo: revisar que apagó bien la estufa antes de salir de casa. ²

Hasta ahora, la medicina no ha encontrado una causa exacta que ocasione un trastorno obsesivo compulsivo. Los factores que podrían jugar un rol serio incluyen: lesiones en la cabeza, infecciones y el funcionamiento anormal de ciertas áreas del cerebro.

Al parecer, los antecedentes familiares pueden influir fuertemente en el desarrollo de este malestar mental. La mayor parte de las personas que lo padecen muestra los síntomas alrededor de los 30 años de edad. ¹

Sintomas: 

Los síntomas pueden ser: obsesiones o compulsiones que no se deben a alguna enfermedad o consumo de drogas; obsesiones o compulsiones que ocasionan sufrimiento e interfieren con la vida diaria.

Existen variados tipos de obsesiones y compulsiones, las que incluyen realizar cosas físicamente o mentalmente. Entre estas se pueden contar:

  • Realizar acciones y volver a realizarlas.
  • Miedo excesivo a los gérmenes.
  • Lavarse las manos repetitivamente para evitar infecciones.
  • Repetir palabras de manera silenciosa.

Los afectados reconocen que su comportamiento es irreflexivo o irracional.

Tratamiento: 

El trastorno obsesivo compulsivo (TOC) es un tipo de trastorno de ansiedad. Las personas con TOC, tienen pensamientos repetidos y angustiantes denominados obsesiones. Con el fin de intentar controlar estas obsesiones, las personas con TOC sienten una necesidad imperiosa de realizar rituales o comportamientos llamados compulsiones3,4.

Investigaciones recientes sugieren que el TOC involucra problemas en la comunicación entre la porción frontal del cerebro y las estructuras más profundas. Estas estructuras cerebrales son moduladas por un mensajero químico llamado serotonina. Estudios por imágenes demuestran que la terapia farmacológica con inhibidores de la recaptación de serotonina o la terapia cognitiva-conductual (TCC), modulan positivamente estas áreas del cerebro involucradas en el TOC.

El mejor tratamiento para la mayoría de los pacientes con TOC debe incluir al menos los siguientes componentes: terapia farmacológica, un psicoterapeuta calificado, una intervención de TCC conocida como Exposición y Prevención de la Respuesta (EPR), el apoyo familiar e información educativa. 

Varias investigaciones muestran que, en promedio, 80% de los pacientes con TOC se benefician con el tratamiento farmacológico y la TCC. Los pacientes que responden a la medicación y la TCC usualmente muestran una reducción de los síntomas del TOC entre 40% y 80%.

El tratamiento va encaminado a evitar la ansiedad y la depresión, para eludir a su vez, los conflictos personales y sociales. La mayoría de las personas mejora con el tratamiento.

El mejor tratamiento generalmente incluye medicamentos, TCC, educación y apoyo de la familia.

Tips: 

Usted ya sabe que la alimentación puede ayudar en su padecimiento, elija una dieta equilibrada que le permita una buena selección de alimentos que contengan hidratos de carbono y proteínas que le ayuden a tratar la depresión, sin aumentar de peso:

  • Lácteos y huevo: Son ricos en triptófano, que interviene directamente en la síntesis de serotonina.
  • Reemplace las harinas blancas, tortas, amasados de pastelería, dulces en general por alimentos vegetales, frutas frescas, cereales integrales y legumbres como la soya y todos sus derivados, que poseen mucha fibra ideal para ayudar al tratamiento de estados depresivos y poder así contrarrestar la ansiedad.
  • Frutos secos: Como nueces, almendras, avellanas, poseen triptófano en su composición química.
  • Carnes: Pescado y pollo son fuente de triptófano, por tanto ayudan a la formación de serotonina.
  • Evite el alcohol, ya que éste actúa deprimiendo a las neuronas, primero produce un estado de euforia que luego se diluye, empeorando el estado de ánimo.

Como usted verá, la dieta a través de alimentos ricos en serotonina y su precursor el triptófano puede ayudar a combatir los síntomas de depresión. No olvide que la alimentación complementa el tratamiento de medicamentos que le haya dado su médico. Recuerde consultarle ante cualquier duda que usted tenga.

1.-Trastorno obsesivo-compulsivo. Medline Plus. Revisado en: http://www.nimh.nih.gov/health/publications/espanol/trastornos-de-ansiedad/index.shtml#pub1

2.-Trastorno obsesivo-compulsivo. Medline Plus. Revisado en: http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/000929.htm

3.- Institutos Nacionales de la Salud Biblioteca Nacional de Medicina de los EE.UU.   Trastorno obsesivo compulsivo.  (internet). Disponible en: https://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/000942.htm. Consultado el 12 de febrero de 2016

4.- Intramed. Analizan las características del tratamiento farmacológico [Internet]. Disponible en www.intramed.net/contenidover.asp?contenidoID=66107. Consultado el 10 de marzo de 2016.

CHICOM2316448


INSCRÍBETE EN EL PROGRAMA